La tragedia de Viña del Mar: Solidaridad y reconstrucción

Los voluntarios de REMAR SOS trabajan incansablemente para brindar asistencia a los afectados

La ciudad de Viña del Mar, se vio envuelta a principios del mes de febrero en una serie de incendios forestales, de proporciones nunca antes vistas, que arrasaron la zona, dejando a su paso un rastro de destrucción y dolor.

Las llamas, avivadas por las fuertes ráfagas de viento, se propagaron con rapidez incontrolable, consumiendo miles de hectáreas de bosque y vegetación. Más de 132 personas perdieron la vida, atrapadas por el fuego mientras intentaban escapar o proteger sus hogares. 10.000 casas fueron reducidas a cenizas, dejando a miles de familias sin techo y sin sus pertenencias.

REMAR SOS establece un centro de atención en El Olivar

La ONG REMAR en Chile activó el protocolo de emergencia REMAR SOS y ha establecido un centro de atención en la población El Olivar de Viña del Mar, una de las zonas más afectadas. Desde el primer momento el equipo de voluntarios se desplazó hasta el lugar y desde ese día ha estado brindando asistencia vital a los damnificados, ofreciendo desayuno, almuerzo y cena alrededor de 300 a 400 personas diariamente.

Un espacio seguro y acogedor para las familias damnificadas

El centro de REMAR, ubicado en una sede de la junta vecinal que no se vio afectada por el fuego, ofrece un espacio seguro y acogedor para las familias que han perdido todo. Además de la alimentación, la organización también entrega ropa, agua, víveres, artículos de primera necesidad y colchones.

Un equipo comprometido con la comunidad

Un grupo de varios jóvenes voluntarios y cocineros, trabajan incansablemente para brindar atención y apoyo a los damnificados. En el lugar hay tanta necesidad entre la población que toda ayuda es importante y el trabajo de los voluntarios de REMAR SOS es de vital importancia para dar apoyo a cientos de personas, no solo de forma material, sino que también dando palabras de ánimo, consuelo y aliento.

Los voluntarios de REMAR en Chile comparten cada día con cientos de personas que, a pesar de haberlo perdido todo, no se rinden.  Familias que se unen para reconstruir sus viviendas y sus vidas.

Un nuevo comienzo: Ayudar a los niños a seguir adelante

Desde la sede de REMAR SOS también se preparan actividades para los niños, área de juegos y recreación para los más pequeños, con el objetivo de que sus días sean más llevaderos y fáciles de enfrentar, consiguiendo sonrisas de esperanza en medio de tanta destrucción.

Una de las prioridades es ayudar a los niños de las familias afectadas proporcionándoles uniformes y útiles escolares para el nuevo ciclo escolar que da inicio en marzo y que en las condiciones en las que se encuentran se convierte en una dificultad para los padres proporcionarles todo lo necesario para comenzar sus estudios.

Muchas instituciones han estado durante unos días, pero ya están abandonando el lugar, cerrando albergues y cocinas.  El equipo de voluntarios de REMAR SOS continuará ayudando en la zona del desastre el tiempo que sea necesario.

Un llamado a la acción: reconstruyendo El Olivar juntos

La tragedia de Viña del Mar ha dejado una herida profunda en la comunidad. Sin embargo, en medio del dolor, también ha florecido la solidaridad. Es hora de unirnos para reconstruir El Olivar y brindar un futuro mejor a las familias damnificadas.

Cada pequeño gesto puede hacer una gran diferencia y devolver la esperanza a las familias que han sufrido tanto

Haz una donación

Para dar siempre con amor

Comparte en la redes sociales
Lee nuestro contenido